Eventos

Los eventos se disfrutan de dos maneras: cuando se viven y cuando se recuerdan. Y cuando se trata de recordarlos no hay mejor modo que la fotografía. En el evento ese es mi propósito: convertirme en el observador más cuidadoso que anda a la búsqueda de esos instantes irrepetibles: los novios en el altar, las miradas de los padres en los bautizos, la personalidad única de una familia en medio de las risas. ¿Tienes un evento dentro de poco? Llámame, juntos, y desde el principio, trabajaremos en el recuerdo.