Retratos

No se trata de una fotografía más, sino de una exploración entre el fotógrafo y los modelos en busca de un instante que escape al tiempo. Es preciso estar atento a las miradas, los abrazos y las sonrisas. Crear la atmósfera precisa, aliarse con la naturaleza o con los lugares cotidianos. Saber que no somos modelos, pero que bien vale encontrar el camino para serlo durante un rato. Esa es mi tarea como fotógrafo. En suma, quiero componer la mejor imagen a partir de un sentimiento.